La verdadera independencia/ 201 años de la independencia política / 70 años de la independencia económica de la Nación.

La verdadera independencia

9 de julio de 1816/ 1947/ 2017

201 años de la independencia política

70 años de la independencia económica de la Nación.

Los liberales, ahora reciclados en su nueva versión macrista volvieron al gobierno con los viejos

conceptos. Como siempre nos quieren hacer creer que la libertad y los derechos individuales -bases

fundamentales de la vida democrática- dependen de una formalidad jurídica constitucional que

sostenga en los papeles la igualdad y los derechos inalienables de los individuos.

Al conmemorarse los 200 años de nuestra independencia el pasado año, exaltaron las formalidades políticas como garantías de la libertad y la prosperidad.

Para los peronistas una independencia política sólo se puede sostener, con una independencia económica que permita nuestro crecimiento y desarrollo, generando una justicia social que conduzca a terminar con todo tipo de injusticia económica, que es el verdadero flagelo que humilla la libertad y los derechos inalienables de todos los ciudadanos.

9 de julio de 1816, 201 años de la independencia política de la Argentina.

Decir que todos somos iguales ante la ley, sin la necesaria redistribución de la riqueza es en realidad

una actitud hipócrita que cristaliza la injusticia, dando los mismo derechos a los que todo lo tienen y

dejando indefensos a los sectores mas humildes de nuestro pueblo. La independencia política,

proclamada el 9 de julio de 1816 fue reemplazada por un condicionamiento comercial y económico

que privilegió los intereses oligárquicos de una clase antinacional, junto con los intereses económicos de

Inglaterra en contra de la Nación Argentina.

9 de julio de 1947, 70 años de la independencia económica.

El 9 de julio de 1947 el general Juan Perón, logró romper el mecanismo monopólico de los intereses

económicos británicos y proclama la independencia económica del país, demostrando un camino hacia

una democracia verdadera donde la libertad y los derechos individuales son acompañados de la

justicia social.

Hoy las viejas recetas liberales vuelven de la mano de los nuevos colonizadores, que invocando la

defensa de las libertades políticas promueven abiertamente la libertad de los mercados y entregan el

país a las fuerzas económicas oligárquicas. Estas, asociadas a las corporaciones monopólicas

extranjeras quieren subordinar la potencialidad económica del país a los intereses de los países

desarrollados.

Actas de declaración de la Independencia política y económica de la Nación proclamadas en la Casa de Tucumán.

La vieja fórmula se repite: el macrismo es liberal políticamente para recibir el apoyo de la oligarquía y

los poderes mundiales a cambio de defender el liberalismo económico que entrega la Nación a los

apetitos extranjeros.

Por eso hoy como ayer la alternativa es la misma: no hay libertad política si no hay independencia

económica, que garantice un sólo interés: la felicidad del pueblo y la grandeza de la nación.

No hay libertad ni derechos individuales en una colonia por más formalidad democrática que la

sustente.

Patria Sí! Colonia No!

Video: 9 de julio de 1947

El general Perón proclama la Independencia Política de la Nación.

Ver video en YouTube

Surge una nación

Hacia la independencia económica.

Capítulo 2 del Cdrom Interactivo Surge una nación,

de la obra Perón: la revolución inconclusa.

El triunfo de Perón el 23 de febrero de 1946 sería otra sorpresa desagradable para la vieja argentina, la pesadilla tomaba una forma definitiva y se volvía realidad.

Y las sorpresas no terminarían allí.

Ante la inmovilidad y atonía de la Unión Democrática y sus acólitos, que no encontraban la forma de reaccionar ante lo nuevo, la primer presidencia de Perón tomaría el vértigo de un torbellino de transformaciones.

Sus reformas sociales, políticas y económicas fueron de tal envergadura que uno puede ver en el término de diez años construirse una nueva nación.

El país era una colonia británica y la primer tarea del gobierno sería romper esa dependencia monopólica.

Se nacionalizó el Banco Nación y se creó el Instituto Argentino de Promoción del Intercambio (IAPI). Se crearon las Empresas de Gas del Estado y de Aerolíneas Argentinas. Se compró la Unión Telefónica y los Ferrocarriles Británicos. Se expropiaron los elevadores de granos de Propiedad privada.

Perón, Eva y Mercante observan el diario con los resultados de los comicios de 1946.

Con justicia Perón pudo anunciar, el 9 de julio de 1947, la independencia económica del país.

Esto permitió el lanzamiento del Primer Plan Quinquenal que resumía los proyectos del gobierno en cuanto a transformación de la economía, ampliación de los programas de salud pública, educación, bienestar social y fortalecimiento de la defensa nacional.

Afiche oficial sobre el Primer Plan Quinquenal.

Si bien incluía medidas relacionadas con la reorganización administrativa, judicial y educacional y el estímulo a la inmigración, el principal objetivo trazado era la promoción de la industrialización del país.

¡El Plan incluía un gigantesco desarrollo de 75,000 obras públicas!

Diques, policlínicos, escuelas, centros de salud, universidades, ciudades universitarias, gasoductos, aeropuertos, fábricas de medicamentos, … nacía una nueva Argentina.

Entrar con animación multimedia

Entrar

Las proclamas

1816 – 9 DE JULIO – 2017

ACTA DE LA INDEPENDENCIA

Declarada por el Congreso de las Provincias Unidas en Sudamérica.

En la benemérita y muy digna ciudad de San Miguel de Tucumán a nueve días del mes de julio de 1816: terminada la sesión ordinaria, el Congreso de las Provincias Unidas continuó sus anteriores discusiones sobre el grande, augusto y sagrado objeto de la independencia de los pueblos que lo forman. Era universal, constante y decidido el clamor del territorio por su emancipación solemne del poder despótico de los reyes de España, los representantes sin embargo consagraron a tan arduo asunto toda la profundidad de sus talentos, la rectitud de sus intenciones e interés que demanda la sanción de la suerte suya, pueblos representados y posteridad. A su término fueron preguntados ¿Si quieren que las provincias de la Unión fuese una nación libre e independiente de los reyes de España y su metrópoli? Aclamaron primeramente llenos de santo ardor de la justicia, y uno a uno reiteraron sucesivamente su unánime y espontáneo decidido voto por la independencia del país, fixando en su virtud la declaración siguiente:

“Nos los representantes de las Provincias Unidas en Sud América, reunidos en congreso general, invocando al Eterno que preside el universo, en nombre y por la autoridad de los pueblos que representamos, protestando al Cielo, a las naciones y hombres todos del globo la justicia que regla nuestros votos: declaramos solemnemente a la faz de la tierra, que es voluntad unánime e indubitable de estas Provincias romper los violentos vínculos que los ligaban a los reyes de España, recuperar los derechos de que fueron despojados, e investirse del alto carácter de una nación libre e independiente del rey Fernando séptimo, sus sucesores y metrópoli. Quedan en consecuencia de hecho y de derecho con amplio y pleno poder para darse las formas que exija la justicia, e impere el cúmulo de sus actuales circunstancias. Todas, y cada una de ellas, así lo publican, declaran y ratifican comprometiéndose por nuestro medio al cumplimiento y sostén de esta su voluntad, baxo el seguro y garantía de sus vidas haberes y fama. Comuníquese a quienes corresponda para su publicación. Y en obsequio del respeto que se debe a las naciones, detállense en un manifiesto los gravísimos fundamentos impulsivos de esta solemne declaración.” Dada en la sala de sesiones, firmada de nuestra mano, sellada con el sello del Congreso y refrendada por nuestros diputados secretarios.
El 19 de julio, en sesión secreta, el diputado Medrano hizo aprobar una modificación a la fórmula del juramento. Donde decía «independiente del rey Fernando VII, sus sucesores y metrópoli», se añadió:
“…y toda otra dominación extranjera”

1947 – 9 DE JULIO – 2017

70 ° ANIVERSARIO DECLARACIÓN INDEPENDENCIA ECONÓMICA

ACTA INDEPENDENCIA ECONÓMICA

“En la benemérita y muy digna ciudad de San Miguel de Tucumán, a los nueve días del mes de julio de mil novecientos cuarenta y siete, en celebración del centésimo trigésimo primer aniversario de la declaración de la independencia política, sancionada por el congreso de las Provincias Unidas reunido en mil ochocientos dieciséis, se reúnen en acto solemne los representantes de la Nación, en sus fuerzas gubernativas y en sus fuerzas populares y trabajadoras, para reafirmar el propósito del pueblo argentino de consumar su emancipación económica de los poderes capitalistas foráneos que han ejercido su tutela, control y dominio, bajo las formas de hegemonías económicas condenables y de las que en el país pudieran estar a ellos vinculados.
A tal fin los firmantes, en representación del pueblo de la Nación, comprometen las energías de su patriotismo, y la pureza de sus intenciones en la tarea de movilizar las inmensas fuerzas productivas nacionales y concertar los términos de una verdadera política para que en el comercio internacional tengan base de discusión, negociación y comercialización los productos de trabajo argentino, y quede de tal modo garantizada para la República la suerte económica de su presente y su porvenir. Así lo entienden y así lo quieren, a fin de que el pueblo que los produce y elabora y los pueblos de la tierra que los consumen puedan encontrar un nivel de prosperidad y bienestar más alto que los alcanzados en ninguna época anterior y superiores a los que puedan anotarse en el presente. Por ello, reafirman la voluntad de ser económicamente libres como hace ciento treinta años proclamaron ser políticamente independientes.
Las fuerzas de la producción e industrialización tienen ahora una amplitud y alcance no conocidos y pueden ser superadas por la acción y trabajo del pueblo de la República. El intercambio y la distribución suman cifras que demuestran que el comercio y la industria se expanden conjuntamente con aquellos. La cooperación, que contribuye a fijar de manera permanente las posibilidades humanas, será activada hasta alcanzar el completo desenvolvimiento que demandan las nuevas concepciones del comercio y empleo mundiales de las energías. su término, una vez leída esta declaración y preguntados si querían que las provincias y territorios de la República Argentina tuviesen una economía recuperada y libre del capitalismo foráneo y de las hegemonías económicas mundiales o de las naciones comprometidas con aquéllas, aclamaron y reiteraron su unánime y espontáneo -así como decidido- voto por la independencia económica del país, fijando por su determinación el siguiente

PREÁMBULO

Nos, los representantes del pueblo y del gobierno de la República Argentina, reunidos en Congreso Abierto a la voluntad nacional, invocando a la Divina Providencia, declaramos solemnemente a la faz de la tierra la justicia en que fundan su decisión los pueblos y gobiernos de las provincias y territorios argentinos de romper los vínculos dominadores del capitalismo foráneo enclavado en el país y recuperar los derechos y gobierno propio y las fuentes económicas nacionales. La Nación alcanza su libertad económica para quedar, en consecuencia, de hecho y de derecho, con el amplio y pleno poder de darse las formas que exijan la justicia y la economía universal en defensa de la solidaridad humana.
Así lo declaran y ratifican ante el pueblo y gobierno de la Nación el gobierno y pueblo aquí representados, comprometiéndose, uno y otro, al cumplimiento y sostén de esta su voluntad, bajo el seguro y garantía de sus vidas y honor. Comuníquese a la Nación y, en obsequio del respeto que se debe a los demás Estados, detalladamente en un manifiesto y acta las fuentes determinantes de esta solemne declaración, dada en la Sala de Sesiones del Congreso de las Provincias Unidas, donde en mil ochocientos dieciséis se proclamara la independencia de la República, y refrendada por los representantes del pueblo y gobierno aquí reunidos.”
J. D. PERÓN (siguen las firmas)

Comments are closed.