Las marchas de la injusticia

23 de setiembre de 1955

“…Parecería verdaderamente anacrónico que la injusticia tuviese sus adeptos; sin embargo, vemos diariamente a hombres que defienden la injusticia y, naturalmente, al hacerlo no lo hacen jamás en su nombre, sino en nombre de una justicia que ellos tuercen para defender la injusticia…”

Juan Domingo Perón

El 16 de setiembre de 1955 triunfaba la Revolución Libertadora. Un régimen dictatorial y perverso que premiaría con lugares privilegiados en su administración a los criminales que habían organizado el bombardeo a la plaza de mayo donde habían sido asesinados mas de 300 civiles indefensos.

Esta revolución tendría el apoyo de amplios sectores de la población que se volcaría a las calles a expresar su alegría. Estas movilizaciones indignas fueron rápidamente olvidadas por la mayoría de las que participaron en ellas. Es que con el correr del tiempo la perspectiva histórica hace que se vean más crudamente las acciones que demuestran que por defender algunas prebendas particulares y egoístas, muchos quedan como cómplices de las acciones criminales de la oligarquía que siempre actúa para mantener sus privilegios.

Es necesario recordar los antecedentes históricos de estos sectores cuyo colonialismo cultural los hace apoyar las decisiones más inmorales en contra de nuestro pueblo. Sirva también como homenaje a todos los militantes populares que valerosamente y en soledad se atrevieron a entrentarlas, pagando muchas veces con el destierro y hasta su propia vida la defensa de sus convicciones.

ENTRAR

Comments are closed.