(1) El gobierno en marcha 

Ya han transcurrido varios meses desde el acceso al poder del justicialismo y la acción del gobierno se percibe, principalmente en el aspecto social. El 30 de noviembre de 1973 Perón anuncia un incremento del 30 por ciento sobre los haberes jubilatorios, que se hará efectivo a partir del 31 de diciembre. En el área de vivienda –donde existía un déficit de 1.600.000 unidades a mayo de 1973 -se ha dado impulso a diversos planes. El Plan Alborada -para familias de escasos recursos- ha significado ya 4.600 unidades terminadas y otras 24.000 en construcción. 

Figura 1:
 
Aspecto del lugar destinado a la construcción del complejo habitacional Villa Corina, y su maqueta de construcción, comprendido en el plan Alborada de erradicación de Villas de emergencia.

El Plan 17 de octubre lleva ya cerca de 17.000 viviendas construidas y otras 76.000 en ejecución. El Plan Eva Perón -para grupos familiares de bajos recursos con terreno propio- ha posibilitado la construcción de12.000 casas. En total, se han superado las 200.000 unidades, entre obras concluidas, en ejecución o aprobadas. 

Figura 2:
 
En una reunión multipartidaria Perón junto a Héctor Sandler, Ricardo Balbín y Juan Carlos Coral.
 
 
Figura 3:
 
Antonio Trócoli, jefe de la bancada radical en la Cámara de Diputados.
 
 
Figura 4:
 
Jefe del bloque diputados del FREJULI Ferdinando Pedrini.
 
 
Figura 5:
 
Perón y Balbín en la residencia de Gaspar Campos el 31 de julio de 1973.
 
 
Figura 6:
 
Perón reunido en la residencia de Olivos con representantes de la Multipartidaria y miembros del gabinete nacional.

El primero de los planes mencionados comprende la planificación de varios complejos habitacionales destinados a la erradicación de villas de emergencia y reubicación de sus pobladores. En el aspecto sanitario -otra de las prioridades del gobierno- se da especial importancia a la tarea de prevención. 

Figura 7:
 
Perón y su esposa observan un conjunto de sillones de ruedas que habrán de distribuirse de acuerdo a los planes de ayuda social de la “Cruzada de Solidaridad Justicialista”.

Se llevan a cabo actividades de saneamiento y vacunación en zonas carenciadas y villas de emergencia, así como en comunidades rurales. Se instala una planta piloto para la obtención de vacunas, un laboratorio de microbiología y un centro de sangre destinado a la producción de hemoderivados y gammaglobulina. 

Figura 8:
 
Perón saluda en el Aeroparque metropolitano a la tripulación del Hércules C-130 TC66 que realizó el vuelo transpolar, uniendo el continente americano con Oceanía. Detrás del Presidente, el Comandante de la Fuerza Aérea, brigadier general Héctor L. Fautario, que comandó la aeronave (10 de diciembre de 1973).

Se dispone la creación de una carrera sanitaria y se otorgan más de 4000 becas para capacitación de personal del área de salud. Asimismo, se dispone un censo de profesionales, técnicas y auxiliares. Se lanza un programa de lucha intensiva contra el mal de Chagas en las zonas endémicas y otro de erradicación del Paludismo. También se intensifica la educación sanitaria, incorporando contenidos específicos en los programas de las escuelas primarias y secundarias. 

Figura 9:
 
El general Perón y su esposa entregan juguetes en la residencia de Olivos, el día de Reyes de 1974.
 
 
Figura 10:
 
En otro momento de la celebración de Reyes en Olivos, Perón recibe sonriente una flor de manos de una niña.
 
 
Figura 11:
 
Un grupo de niños durante la fiesta de reyes de 1974 en la residencia de Olivos.

Tampoco se descuida la acción de gobierno en materia de deportes y recreación, especialmente dirigida a niños y jóvenes. Se han impulsado los campeonatos infantiles "Evita" y juveniles "Argentina Potencia". Se han refaccionado las piletas de Ezeiza y -en el aspecto turístico- se han rehabilitado los complejos de Chapadmalal y Embalse Río Tercero. 

Figura 12:
 
El presidente de la República recibe en Olivos a ganadores de los campeonatos infantiles “Evita” y “Argentina Potencia”.

A través de la Dirección Nacional de Emergencia Social, se presta apoyo a los pobladores de zonas afectadas por inundaciones y nevadas, mediante la entrega de ropa, víveres, medicamentos y materiales de construcción. Se aprueba la Ley de Jardines Maternales zonales y se disponen raciones alimenticias para 100.000 niños en edad escolar. 

Figura 13:
 
El barrio "Presbítero Mugica" en Ciudadela, parte del plan de construcción de viviendas populares del gobierno justicialista. 

“Nosotros queremos que esa abundancia de que goza un gran sector de población pueda llegar a todos los argentinos -dirá Perón-. En un país como el nuestro, donde la naturaleza nos brinda de todo, es inconcebible que pueda haber miseria y dolor, sin que la comunidad se preocupe por dar soluciones”. 

Figura 14:
 
Perón, dirige la palabra al país en vísperas de la navidad, el 24 de diciembre de 1973.

Esa acción social del gobierno, que siempre ha caracterizado al justicialismo, se ve acompañada por el apoyo entusiasta de la gente. El advenimiento del gobierno popular ha creado una mística de participación y solidaridad, que se traduce en diversas armas de trabajo comunitario. 

Figura 15:
 
El general Perón brinda una conferencia de Prensa en la residencia presidencial de Olivos el 8 de febrero de 1974.

Sectores de la militancia juvenil, organizaciones barriales, sindicatos, etc., aportan contingentes de trabajadores voluntarios que se ocupan de refaccionar escuelas y hospitales, o de mejorar las condiciones habitacionales en villas de emergencia. También hay una activa participación en tareas vacunación y alfabetización en zonas rurales y barrios carenciados. 

El relevo de Carcagno

En el mes de octubre de 1973 se había concretado un operativo conjunto de efectivos del Ejército y militantes de la juventud peronista, para prestar auxilio a zonas de la provincia Buenos Aires afectadas por inundaciones. Esa acción -que se denominó "Operativo Dorrego"- fue muy publicitada y, con toda probabilidad, causó disgusto en los mandos de la fuerza. 

Figura 16:
 
Oscar Bidegain, gobernador de la Provincia de Buenos Aires habla en la inauguración del Operativo Dorrego. Junto a él, Dante Gullo, Ángel Robledo, y el Tte Gnal Carcagno.

No podía ser de otro modo, si se tiene en cuenta que los sectores juveniles que intervinieron en esas acciones eran los que aparecían públicamente identificados con "Montoneros" y estaban "bajo sospecha" de infiltración en el peronismo. 

Figura 17:
 
El comandante general del ejército argentino, teniente general Jorge R. Carcagno, pronuncia un discurso en el palacio presidencial de Caracas el 4 de septiembre de 1973.

Ese disgusto militar lesionó la autoridad del comandante, general Carcagno, y no dejó de ser percibido por Perón, empeñado como estaba en mantener las relaciones entre el gobierno y las Fuerzas Armadas en un marco de relativa armonía. Por lo demás, la gestión de Carcagno -según muchas opiniones- aparecía politizando en exceso al Ejército. 

Figura 18:
 
Dante Gullo, Bidegain, Angel Robledo y Tte Gral Carcagno en el acto de cierre del Operativo Dorrego.

En el esquema de equilibrio político que buscaba articular Perón, el papel asignado a las instituciones militares era el de un profesionalismo comprometido con el respeto al orden institucional, poco compatible con "caudillismos" internos. 

Figura 19:
 
Perón y su esposa en compañía del comandante general del Ejército general Jorge Raúl Carcagno, realizan una visita a las instalaciones del Estado Mayor General.

Lo cierto es que en el mes de diciembre un coronel cercano al comandante, que había participado en la organización del operativo, no recibió su promoción al generalato a pesar de la recomendación favorable de Carcagno. Poco mas tarde, este último pasaba a retiro y era reemplazado en el cargo por el general Leandro Enrique Anaya, quien le segura en orden de antigüedad y estaba sindicado como un estricto profesionalista. 

Figura 20:
 
Durante la celebración del día del Ejército, Perón escucha en el Colegio Militar de la Nación el discurso del Comandante General de la Institución, teniente general Leandro E. Anaya.
 
 
Figura 21:
 
Perón y su esposa salen de la capilla de la Merced, en la residencia presidencial de Olivos después de haber asistido a una misa.
 
 
Figura 22:
 
Perón que durante toda su vida ha sido un apasionado de la esgrima, recibe de manos del mayor Scipión C. Ferreto dos sables especiales para la práctica de esgrimistas, los primeros de esta índole fabricados en el país.
 
 
Figura 23:
 
Al recibir al embajador dominicano en la Argentina Fabrio Herrera Cabral, Perón evoca la ya vieja amistad que lo une al diplomático, que administraba el hotel Paz en la ciudad Trujillo en tiempos del exilio del líder justicialista.
 
 
Figura 24:
 
Perón saluda a uno de los niños que integran la Banda Infantil de Formosa que ha ofrecido varias ejecuciones al presidente de la República.
 
 
Figura 25:
 
El presidente Perón despide a los soldados de la clase 1952 que revistaron en su escolta del regimiento de Granaderos a Caballo.
 
 
Figura 26:
 
En su despacho de la Casa de Gobierno, Perón recibe al embajador soviético Semion Duikarev. (24 de abril de 1974)
 
 
Figura 27:
 
En la residencia de Olivos, Perón preside un acto de entrega de bicicletas a niños de condición humilde. (abril de 1974)
 
 
Figura 28:
 
Acompañado por el secretario Militar y de Gobierno de la Presidencia, coronel Vicente Damasco, Perón da comienzo a una reunión con dirigentes juveniles en la residencia presidencial de Olivos. (febrero de 1974)
 
 
Figura 29:
 
El embajador norteamericano Robert Charles Hill es recibido por Perón en la residencia Presidencial de Olivos en febrero de 1974.
 
 
Figura 30:
 
Perón recibe las cartas credenciales del embajador de Israel Sr. Ram Nirgad.(1 de abril de 1974)
 
 
Figura 31:
 
En el Autódromo Municipal de Buenos Aires tras correrse el Gran Premio de la Argentina correspondiente a 1974, Perón saluda al corredor Carlos Reutemann.
Inicio | Previo | Siguiente Imprimir |