Documentales Charlas Militantes

 

Esta serie de Documentales históricos intenta desarrollar los hechos claves de la historia del peronismo, tratando de dilucidar desde la interpretación histórica los triunfos y las derrotas del movimiento nacional. Un esfuerzo para profundizar el debate, analizar las causas de nuestra dependencia cultural y seguir mejorando nuestras herramientas de lucha.

 

 

 

 

 

Charlas Militantes 1

Incomprensión y revolución

¿Era Perón un dictador?, El peronismo: ¿es un Partido o un movimiento político? ¿Cómo pueden convivir, radicales, socialistas y conservadores en un mismo movimiento? Una búsqueda de respuestas entre militantes del peronismo.

Entrar

 

 

 

 

Charlas Militantes 2

La Doctrina: las tres banderas

La identidad ideológica del peronismo no fué una construcción "a priori" elaborada por un grupo de pensadores o filósofos de laboratorio.

Fue una síntesis de los procesos transformadores que el Presidente Perón tuvo que realizar para poner en marcha su Democracia Popular.

Un ameno relato donde el propio líder relata las transformaciones revolucionarias del primer peronismo.


Entrar

 

 

 

 

Charlas Militantes 3

La organización popular. Las 20 verdades

Su desarrollo enfoca las formas organizativas del Movimiento Nacional, que presentaban características especiales por tratarse de brindar identidad a un movimiento que propiciaba la autodeterminación política de la comunidad.
Si la ideología debía ser una especie de definición en común del pueblo ¿cómo organizar las estructuras políticas que sustentarían ese ámbito de discusión comunitaria?
¿Cómo generar una nueva institución política si no era posible definir previamente y en forma abstracta los objetivos a realizar?
La institucionalidad liberal (también la marxista) se articulaban sobre la identidad política previamente elaborada de los distintos sectores actuantes en la lucha.
Los pueblos podían participar solamente eligiendo las distintas alternativas expuestas por una clase profesional política (liberalismo), o recorriendo el camino previamente dilucidado por una vanguardia esclarecida (marxismo).
Estas formas participativas impedían la maduración cultural de la comunidad condenándola a una situación colonial producto de su debilidad institucional.
Solo la participación activa de los pueblos en la creación de las nuevas normas que regirían las transformaciones futuras, podrían garantizar el proceso de maduración comunitaria que provocaría el aumento de la confianza institucional necesaria para lograr su ejecución.
Pero estas nuevas forma participativas generarían interrogantes a dilucidar que exigirían una respuesta original y congruente.

Entrar

 

 

 

 

Charlas Militantes 4

El 17 de octubre y la vanguardia descamisada

El general Perón no podría institucionalizar su proyecto revolucionario. La falta de comprensión estratégica sobre la construcción de una democracia popular y participativa empezaría a provocar sucesivas crisis entre los dirigentes que lo acompañaban . Ante los giros coyunturales que Perón proponía para poder alcanzar sus objetivos estratégicos, muchos seguirían de largo y terminarían enfrentándolo. Sus compañeros del ejército serían la primera de estas crisis dirigenciales. No vieron en la dignificación social una herramienta de construcción de poder político. No creían en el pueblo como protagonista y alentaban un desarrollo económico independiente como herramienta fundamental de la soberanía política.
Perón empezaba a comprender que debería pelear no solamente con los enemigos naturales que ejercía su acción política, sino también con el tiempo histórico que le tocaba vivir. A veces la miopía histórica, o las agotadas virtudes de la democracia demoliberal burguesa o la metodología de análisis del marxismo, se presentaban profundamente arraigadas entre los sectores dirigentes de la comunidad argentina.
La Fundación Villa Manuelita encara el análisis de esta primera crisis dirigencial del naciente peronismo y ofrece además un sentido homenaje a los trabajadores que ese 17 de octubre de 1945, dieron nacimiento a un poder popular independiente que permitió consolidar el proceso de la revolución peronista.
Presentamos entonces esta cuarta entrega de nuestra serie Documental Charlas militantes: Las dirigencias y la vanguardia descamisada. Esperamos la disfruten.

Entrar

 

 

 

 

Charlas Militantes 5

Evita. La mística revolucionaria del peronismo

La tarea de Eva Perón en su Fundación de Ayuda Social. La solidaridad con los hermanos desposeídos. Sus obras más importantes. Los campeonatos infantiles Evita. la Ciudad Infantil. la Ciudad estudiantil. el tren sanitario Eva Perón. La escuela de enfermeras. La influencia de su vida en la construcción de una mística revolucionaria en el Movimiento Nacional.

Entrar

 

 

 

 

 

Charlas Militantes 6

La compañera Evita

La historia del multitudinario Cabildo Abierto del justicialismo del 22 de agosto de 1951. El Renunciamiento de Eva Perón. Un conjunto de incomprensiones y presiones trazaba las coordenadas de una crisis política, que amenazaba con empantanar la revolución. Ningún sector dirigente parecía comprender que la única manera de afrontar los obstáculos exitosamente, así como asegurar el futuro, era profundizar la revolución en el terreno político.
A la burocratización de las dirigencias partidarias y gremiales, se sumaban las inquietudes de los militares y empresarios. Ante esto Perón contaba con un solo elemento capaz de contener las presiones e infundir el dinamismo organizativo y el vigor revolucionario que faltaba.
Era Eva Perón que imponía con su mística revolucionaria una profunda convicción que muchos confundían con un fanatismo desbordado.
Evita sería el elemento esencial que permitiría a Perón sortear la crisis, y restablecer su autoridad sobre una dirigencia amenazada por peligrosas tendencias centrífugas.

Entrar

 

 

 

Charlas Militantes 7

Las organizaciones libres del pueblo

La revolución justicialista quería imponer una dinámica de participación política distinta a la del individualismo liberal donde el hombre solo votaba y consumía.

Mas allá de elegir a políticos proponía que el nuevo ciudadano pudiera decidir sobre las políticas de estado que definieran el perfil de la comunidad donde le gustaría vivir.

Para que la creatividad comunitaria no cayera en el caos asambleario provocado por la inmensa diversidad de intereses y matices ideológicos de una comunidad moderna, Perón había brindado una herramienta de unidad conceptual para aplicar previamente al debate.

Había predicado en el pueblo una serie de principios políticos para poder ver la realidad de una forma similar y una tabla de valores para poder discernir armoniosamente la acción política a seguir.

Sintetizadas en "las veinte verdades peronistas" y las "tres banderas de la justicia social, la independencia económica y la soberanía política" el pueblo trabajador iría incorporado estos principios hasta transformarlos en los basamentos culturales del todo el pueblo argentino.

Era necesario entonces organizar las nuevas instituciones políticas que permitieran formalizar esta nueva participación ciudadana.



Entrar

 

 

 

Fundación Villa Manuelita

Material de libre difusión

Agradecemos su reenvío